Tarta botella de vino

Lo mejor para celebrar una añada muy especial, la de 1945: una tarta-botella en la que personalizamos desde el tapón a las etiquetas. ¡No hay vino más dulce que el de estas bodegas!